Tengo el pelo más débil e incluso últimamente, he notado cómo en la parte superior de la cabeza el cabello comienza a clarear. Intento ahuecarme el pelo y no pasa ni un minuto sin que me toque el pelo para comprobar si está todo como debe estar. Prácticamente todo el día pienso en ello y me agobia.”

Para nosotras la falta de pelo puede crearnos una falta de autoestima y podemos tender incluso a aislarnos.

Por regla general, al primer sitio al que acudimos es la peluquería. ¿Y si me ahueco el pelo?, ¿y si me peino de otra forma?, ¿lo podría disimular?. Puedes intentarlo si quieres, pero es una solución temporal. Es un parche que no solucionaría tu problema.

La ciencia sí te puede dar una solución definitiva.

Para ello, ¿qué pasos seguiríamos?

  • 1ª) Estudio y diagnóstico del motivo de tu falta de pelo.

    Analizamos la densidad de los folículos y el grosor de tu  cabello. Este primer paso es imprescindible para orientarte sobre el tratamiento más adecuado a seguir.

  • 2º) Determinar cuál sería el tratamiento en tu caso.

    En las mujeres hay 3 motivos de consulta.

    1- Alopecia Androgenética: Se va perdiendo pelo con el tiempo y clareando áreas.

    2- Alopecias derivadas de enfermedades crónicas o autoinmunes.

    3- Poco pelo en general desde siempre.

    Si estuvieses en el primer o segundo caso, el trasplante capilar con técnica FUE sería la solución más efectiva. Y en el tercer caso, para controlar la caída del cabello y fortalecerlo, te podrías realizar el tratamiento intradérmico folicular.

Trasplante de pelo con técnica FUE

Con la técnica FUE, las raíces del pelo se extraen “una a una” directamente de la piel de detrás de la cabeza y se trasplantan “una a una” en las áreas sin pelo.

1- Extracción de pelo a implantar.

Si tienes el pelo corto, solo se rasuraría “al uno” la zona donante.

Si no tienes el pelo corto, dependiendo de la densidad de pelo que tengas y de la cantidad de pelo que sea necesario extraer, se puede ir rasurando por franjas (flaps), dejando entre ellas pelo más largo que te tape las zonas rasuradas.

¿Y eso cómo queda?. En esta imagen puedes ver un ejemplo.

Trasplante Capilar . Rasurado de la zona donante

2- Implantación del pelo.

Para no rasurar el pelo de la zona receptora, se realizaría el tratamiento con implantadores. La zona receptora se disimula, porque es tu propio pelo el que va a tapar las postillitas del pelo implantado.

En esta imagen estamos realizando un trasplante capilar a una mujer que tiene el pelo corto.

trasplante de pelo en mujeres

¿Qué consigues con el Trasplante Capilar?

La mayoría del pelo trasplantado no se perderá nunca. Así que, volverás a tener pelo en esas zonas que empezaban a clarear de forma definitiva. Tú eres tu propio donante. El grosor y el color del pelo implantado, son tuyos.

Tratamiento Intradérmico Folicular (Mesoterapia Capilar)

El pelo es un órgano vivo que necesita el riego sanguíneo para sobrevivir. Si en la zona donde tienes falta de pelo o pelo débil, el riego sanguíneo es pobre, ese pelo no va a tener posibilidades de salir adelante. El tratamiento Intradérmico Folicular (Mesoterapia Capilar) aumenta la vascularización de la zona y permite fortalecer la calidad y textura de tu pelo dándole brillo.

Este tratamiento no es doloroso y puedes realizar tu vida completamente normal, lavarte el pelo y ponerte tus productos para el pelo sin ningún problema.

¿Qué consigues con el Tratamiento Intradérmico Folicular (Mesoterapia Capilar)?

Recuperarás el crecimiento y vitalidad del cuero cabelludo que habías perdido. Además de controlar la caída del cabello y fortalecerlo.

Testimonio de una paciente que se ha realizado el Trasplante Capilar y la Mesoterapia Capilar

MJG (55 años).

Vine a la clínica porque estaba muy preocupada. He sido siempre de muchísimo pelo. Al verme tan poco pelo en la zona superior y que se me caía tanto, estaba muy agobiada.

Primero me hice el trasplante y quedé muy satisfecha. Fueron muchas horas, por supuesto, pero ha merecido la pena. Luego viene a una consulta para hacerme el tratamiento intradérmico folicular. Y también me ha salido todo muy bien.

La que más lo nota es mi peluquera, que es la que ha visto toda la evolución que ha tenido el pelo.

Antes mi obsesión era estar todo el rato disimulando el pelo con la mano. Y ahora es que ni me toco el pelo.

Mejor imposible.

¿Te han quedado más dudas? Ven a vernos. Te haremos un diagnóstico médico gratuito de tu cabello.

Tratamiento:

Acepto la Política de privacidad *