94 401 01 10

626 77 82 27

Uribitarte 11-12. Bilbao

94 401 01 10 /  626 77 82 27

Uribitarte 11-12. Bilbao

Prevé y trata lesiones precancerosas

Es necesario un diagnóstico previo.

=

SOLICITA TU PRIMERA CITA MÉDICA

La consulta de dermatología es una consulta con coste. Se hace un diagnóstico, se prescribe un tratamiento o se realiza una cirugía.


PIDE TU 1ª CITA MÉDICA

* Los campos son necesarios para ponernos en contacto contigo

¿Has identificado las manchas de la piel?

Lo principal es el diagnóstico previo. No hay que tratar con láser ninguna mancha que no esté correctamente identificada. A veces, el diagnóstico es visual. Otras veces necesitaremos realizarte una pequeña biopsia. Después, te trataremos según tu tipo de lesión.

A menudo, los tratamientos no son agresivos, como el nitrógeno líquido, la terapia fotodinámica, el imiquimod o una pequeña intervención quirúrgica con anestesia local.

Detecta, desde la primera sesión, el tipo de mancha, por estética o potencialmente peligrosa

E

La doctora Nerea Landa nos explica los diferentes tipos de cáncer

¿Qué tipos de cáncer de piel podemos encontrarnos?

El cáncer en la piel se divide en “no melanoma” si deriva de la epidermis“melanoma” si deriva de los lunares. El cáncer de piel no melanoma es el cáncer más frecuente en las personas. Si una lesión no es cáncer aún, pero tiene posibilidades de transformarse, se llama precáncer.

P

El precáncer de piel más frecuente se llama queratosis actínica.

P

El cáncer de piel más frecuente “no melanoma” se llama carcinoma basocelular (80% de los cánceres de piel) y el segundo más frecuente, carcinoma espinocelular o epidermoide (15-20%).

P

El melanoma es el cáncer más grave, pero más infrecuente (2-3% de los cánceres de piel) y deriva de los lunares.

Sea cual sea tu caso, estamos aquí para ayudarte.

¿Por qué es importante hablar de cáncer de piel en una clínica de medicina estética o dermatológica?

N

El cáncer es un signo de envejecimiento. A menudo, en las clínicas de dermatología y medicina estética se diagnostican cánceres en personas que vienen a hacerse un tratamiento de rejuvenecimiento.

A estos centros acuden personas que no sabían que su tipo de mancha es un precáncer o un cáncer. También personas para tratamientos de arrugas en las que en la exploración se descubre casualmente un cáncer o un precáncer. Por eso, es importante que no se trate ninguna mancha de la piel con láser sin que antes se haya realizado un diagnóstico médico.

u

¿Cómo reconocer una queratosis actínica?

Las queratosis actínicas son muy frecuentes. De hecho, hasta un 80% de las personas mayores de 60 y 69 años tienen una queratosis actínica. Si se tratan, se curan.

Se encuentran a menudo en las áreas expuestas al sol, como cara, orejas, cuero cabelludo (hombres calvos). La queratosis actínica aparece como pequeñas manchas rosadas o rojas con una escama superficial que, si se arranca, vuelve a salir.

Suelen ser múltiples. Se calcula que sólo un 10 y un 15% de las queratosis actínicas puede derivar en un carcinoma espinocelular más grave. Por ello, prevenir y tratar a tiempo las queratosis actínicas puede evitar su transformación en un carcinoma.

u

¿Cómo reconocer un carcinoma basocelular?

Es más frecuente en los fototipos de piel blanca. Se produce sobre todo en la cara, pero también puede encontrarse en espalda, escote y excepcionalmente en otra partes.

Aparece como un pequeño bulto rosado o grisáceo, como una placa dura y reducida o como una pequeña úlcera. A menudo, las personas lo describen como “un grano que no cura”.

El carcinoma basocelular crece muy despacio durante años, sólo localmente y no se extiende a otras partes del cuerpo. Se cura con la extirpación.

u

¿Cómo reconocer un carcinoma espinocelular?

Suele localizarse en la cara, cabeza (hombres calvos), orejas (hombres), labios, manos y brazos, pero también en otros lugares.

Su aspecto externo puede parecerse a un carcinoma basocelular, pero en general es más escamoso  (como un “cuerno”); además, sobresale por encima de la superficie de la piel y puede ulcerarse. Tratado a tiempo, el carcinoma espinocelular se puede curar.

En el caso contrario, es un tumor agresivo y con capacidad de invadir y extenderse a otras partes del cuerpo. La tasa de curación si se trata a tiempo es muy alta.

Respondemos algunas de las preguntas que puedes hacerte antes de venir a vernos

¿Cuál es la causa de la queratosis actínica y del cáncer de piel no melanoma?

La luz del sol (la radiación ultravioleta -UV-) es la causa más importante. La radiación UV es absorbida por el ADN de las células de la piel causando daños (mutaciones). Estos daños son acumulativos. Por eso, la incidencia de queratosis actínica y cáncer de piel no melanoma aumenta mucho con la edad y por la cantidad de sol acumulada desde la infancia. 

¿Existen factores de riesgo adicionales?

Sí; haber sufrido episodios de quemaduras solares durante la infancia y la adolescencia, tener antecedentes familiares de cáncer de piel, mantener un tratamiento inmunosupresor por trasplante de órganos y padecer sida, principalmente.

¿Cómo se tratan?

En el caso de las queratosis actínicas, el diagnóstico es generalmente visual, y realizado por un dermatólogo o un médico experto. En otros casos suele ser necesario realizar una pequeña biopsia (recogida de una muestra del tejido del paciente). Una vez confirmado el diagnóstico existen diferentes opciones:

Un tratamiento muy eficaz es la crioterapia, empleando nitrógeno líquido a -196º C. Otras son la electrocoagulación, o el imiquimod en crema (complementario).

También se puede emplear la terapia fotodinámica, que consiste en aplicar una crema fotosensibilizante en la piel (con ácido aminolevulínico o metilevulínico), dejándola incubar un tiempo para que sea absorbida por las células precancerosas, para después irradiar la zona con una fuente de luz (láser, luz pulsada o luz roja).

En el caso de un cáncer de piel profundo, la opción más frecuente es la extirpación quirúrgica.

¿Cómo se realiza el seguimiento tras el tratamiento y las revisiones?

Tras el tratamiento, el paciente debe someterse a revisiones periódicas. Las queratosis actínicas tienden a seguir saliendo (nuevas) durante años. El cáncer de piel bien tratado se cura en su mayoría, pero el resto de la piel requiere revisiones.

¿Cómo se puede prevenir el riesgo de padecer queratosis actínicas y cáncer de piel no melanoma?

El sol es el principal desencadenante, por lo que la protección solar es clave. Llevar ropa adecuada es más importante de lo que se piensa: ha de tener tejido denso, con mangas largas y pantalón, y llevar buenas gafas de sol y un sombrero de ala ancha que tape orejas, o una gorra. Ha de evitarse la exposición al sol entre las 11 h y las 16 horas, cuando la radiación solar es más intensa. Asimismo, debe aplicarse un fotoprotector de índice 30 o mayor en las zonas fotoexpuestas de la piel en cantidad abundante y repetir la aplicación cada 2 horas.

En Dermitek hemos observado que algunos tratamientos de manchas con luz pulsada parecen prevenir parcialmente la aparición de queratosis actínicas.

Teléfono

94 401 01 10
Whatsapp: 626 77 82 27

Dirección

Torres de Isozaki
Paseo de Uribitarte 11-12
48001, Bilbao · Bizkaia

Horarios

L-V: 08:30 - 20:00

S: 9:00 - 15:00

Certificación ISO9001-2015 en el epígrafe: Asistencia a enfermedades de la piel, del sistema venoso, medicina y cirugía estética y trasplante capilar.  

error: Alerta: Contenido protegido !!