El herpes simple labial puede volver. Cuando los dolores vuelven, el brote tiende a ser más leve que en el primer brote