Protectores solares: ¿qué son y cómo funcionan?

  • protector solar

Protectores solares: ¿qué son y cómo funcionan?

Para entender cómo funcionan los protectores solares comencemos por conocer qué son los rayos ultravioleta y los efectos de la radiación ultravioleta en la piel.

El 10% de la radiación solar que llega a la tierra es radiación ultravioleta (UV). De este porcentaje, el 95% es radiación UVA y el 5% restante, UVB. Ambas UVA y UVB son los “rayos dañinos del sol”. Los rayos UVA penetran más en la dermis y pueden traspasar el cristal. Los rayos UVB sólo llegan a la epidermis y no traspasan el cristal. Son precisamente estos últimos, los rayos UVB, los principales responsables del enrojecimiento y las quemaduras solares, mientras que los rayos UVA lo son más del envejecimiento y las manchas de la piel. Antes se pensaba que los rayos UVB eran los cancerígenos y los UVA sólo los del envejecimiento, pero se está viendo que comparten responsabilidades y que tanto los rayos UVA como los rayos UVB son dañinos y pueden causar cáncer de piel.

Filtros solares: qué son, para qué sirven y cómo actúan

Los filtros solares aplicados sobre la piel son una de las formas de protección solar más utilizadas. Estos productos tienen la función de evitar el paso de la radiación ultravioleta.

Los fotoprotectores actuales están compuestos por una mezcla de componentes que se pueden agrupar en dos grandes grupos según su mecanismo de acción. Unos son los compuestos físicos (el dióxido de titanio es el principal) y otros son compuestos químicos (existe una amplia variedad de compuestos). Los físicos actúan “como una pantalla”, reflejando y dispersando la radiación, y los filtros químicos la absorben. Los ingredientes físicos son responsables del color blanco que se queda en la piel, debido a que son partículas metálicas gruesas.

La mayoría de los fotoprotectores del mercado contienen una mezcla de productos físicos y químicos. Esto es debido a que ninguno de los filtros protege de manera individual contra todo el espectro de radiación UVB y UVA. Además cada compuesto químico debe estar presente con una concentración determinada, por seguridad. Existen algunas pocas cremas hechas exclusivamente con filtros físicos, especialmente formuladas para alérgicos a algunos componentes químicos, pero resultan ser cremas blancas gruesas, y difíciles de extender.

Para mejorar la cosmeticidad de los filtros físicos se está investigando el empleo de nanopartículas en su composición, pero su seguridad todavía se encuentra en fase de estudio ya que se está viendo que, al ser partículas de un tamaño tan reducido, son susceptibles de ser finalmente absorbidas por los vasos sanguíneos, con unos efectos inciertos. Para los bebes menores de 2 años, se recomiendan fotoprotectores sólo físicos y sin perfume aunque lo mejor es no exponerlos al sol directamente, ponerles ropa y utilizar sombrilla en el cochecito.

La importancia de protegerse de la radiación ultravioleta

El cáncer de piel es la consecuencia más grave de la radiación ultravioleta. Concretamente, el melanoma, es el cáncer con mayor mortalidad en España. Según el informe de la Agencia Internacional para Investigación en Cáncer (IARC, según sus siglas en inglés), el melanoma causó 20.327 muertes, con una incidencia de 5,2 casos por 100.000 (3.602 casos). Otros cánceres de piel son el basocelular y el espinocelular- El basocelular es actualmente el cáncer más frecuente en hombres mayores de 50 años.

El sol también es responsable del envejecimiento cutáneo y las manchas. La radiación ultravioleta produce mutaciones o daños en el ADN de las células, las cuales hacen la piel propensa a padecer cáncer, sobre todo si el número de mutaciones se acumula. También se ha demostrado que el número de quemaduras solares acumulado desde la infancia está directamente relacionado con el riesgo de padecer melanoma en la edad adulta. Además, los rayos ultravioleta disminuyen la inmunidad, las defensas de la piel, lo que se llama fotoinmunosupresión.

2015-07-07T13:52:08+00:00 Agosto 2, 2010|Cáncer de Piel, Consejos, Tratamientos para la Piel|0 Comments

Deja un comentario