La verdad sobre los protectores solares

Desde su creación en 1979, ” The Skin Cancer Foundation” siempre ha recomendado utilizar un protector solar con un SPF de 15 o más para protegerse del sol, además de buscar la sombra, utilizar un sombrero de ala ancha, usar gafas de sol que bloqueen los rayos UV, evitar el bronceado y los solárium.

Últimamente los protectores solares han recibido una serie de ataques y críticas por parte de los medios de comunicación, sin ninguna base científica. De hecho, el Presidente del Comité de Fotobiología de “Skin Cancer Foundation”, junto con los expertos más destacados en el daño y protección solar, revisaron los estudios citados en los medios de comunicación, y encontraron que sus teorías sobre los protectores solares se basaban en la “ciencia basura”.

A continuación, el Comité de Fotobiología responde a las críticas y explica por qué el protector solar sigue siendo una parte esencial para proteger la piel del sol:

– El uso de protector solar se ha incrementado en los últimos 30 años, así que tiene una incidencia en el melanoma.

Respuesta: La revisión sistemática de todos los estudios entre 1966 y 2003, no muestra ninguna evidencia para apoyar la relación entre el uso de protector solar y un mayor riesgo de melanoma, la forma más mortal de cáncer de piel. De hecho, algunos estudios epidemiológicos importantes ha indicado que los grupos de población que utilizan protector solar han reducido su incidencia de melanoma.

 – Los protectores solares bloquean la Vitamina D.

Respuesta:  Los rayos UVB son una fuente de vitamina D, pero a pesar de ello la exposición excesiva la sol tiene efectos nocivos : el cáncer de piel, cataratas, supresión del sistema inmune, el envejecimiento prematuro. Además la exposición excesiva al sol en realidad reduce el suministro de vitamina D que tenemos. Por lo tanto, la forma más segura de obtener la vitamina D es a través de una combinación de dieta y suplementos de vitamina D. La Fundación recomienda que se aumente el consumo de vitamina D a 1.000 mg. diaria.

– El ingrediente del protector solar llamado oxibenzona, puede ser un carcinógeno.

Respuesta: Nunca ha habido ninguna evidencia de que la oxibenzona, que ha estado disponible desde hace 20 años, tiene algún efecto nocivo para la salud en los seres humanos. El ingrediente está aprobado por la FDA para el uso humano, basado en una revisión exhaustiva. El Comité de Fotobiología revisó los estudios de oxibenzona y no encontró ninguna razón para preocuparse.

–  El uso de SPF excesivos y términos como “protección de amplio espectro” o “multi-espectro de protección” en las etiquetas de los protectores solares, no te protegen adecuadamente contra la radiación UVA.

Respuesta: Dado que tanto los rayos ultravioleta A y ultravioleta B (UVA y UVB) son dañinos, se necesita la protección de ambos tipos de rayos. “Protección de amplio espectro” y “multi-espectro de protección” sólo significa que un protector solar ofrece una protección contra los elementos, tanto de la UVA y UVB del espectro. Esto no indica una total protección.
Para el uso diario un SPF de 15 o superior es adecuado, mientras que el FPS de 30 o más son apropiados para la actividad prolongada al aire libre. Un FPS de 15 no te protege del 93% de los rayos UVB, mientras que SPF 30 protege contra 97% y el SPF 50 contra el 98%.

– El Palmitato de Retinol, una forma de vitamina A y un ingrediente existente en un 41 por ciento de los protectores solares, acelera el crecimiento de tumores y otras lesiones cuando se expone al sol.

Respuesta: Hasta la fecha, no hay evidencia científica de que la vitamina A, Palmitato de Retinol, sea un carcinógeno en seres humanos. Lo que es más, sólo pequeñas cantidades de palmitato de retinol aparecen en los protectores solares, y algunas evidencias sugieren que en realidad es protector contra el cáncer.

–  Las nanopartículas de óxido de zinc micronizado y el dióxido de titanio pueden atravesar la placenta y afectar el desarrollo del feto, o causar daño en el  ADN relacionándolo con el cáncer.

Respuesta:  Estos ingredientes son los más eficaces hasta la fecha en los protectores solares contra el espectro UV completo. Múltiples estudios han demostrado que las nanopartículas de estos ingredientes no penetran en la piel, y  además, no hay una evidencia de su toxicidad. El consenso científico general es que no se plantea ningún riesgo para la salud humana.

– Las críticas también se han formulado contra el Sello de la ” The Skin Cancer Foundation”  diciendo que las empresas de protección solar sólo tienen que pagar por el uso del Sello.

Respuesta: En la actualidad, los fabricantes deben proporcionar datos científicos sobre su producto de protección solar. Los datos son revisados ​​por un equipo de voluntarios independiente de fotobiólogos – expertos en el estudio de la interacción entre la radiación ultravioleta y la piel. Cada producto de protección solar galardonado con el Sello se controla anualmente para asegurar que sigue cumpliendo los criterios.

Fuente:  ” The Skin Cancer Foundation”

2014-07-01T15:43:57+00:00 julio 1, 2012|Cáncer de Piel, Consejos, Cuidados piel, Manchas|0 Comments

Leave A Comment

error: © 2017 Dermitek