94 401 01 10

667 40 59 59

Uribitarte 11-12. Bilbao

94 401 01 10 /  667 40 59 59

Uribitarte 11-12. Bilbao

La sarna es causada por el ácaro microscópico humano (Sarcoptes scabiei var. Hominis).

MODO DE TRANSMISIÓN

El contagio directo se produce por contacto directo de piel contra piel con una persona con sarna.
El contagio indirecto se produce a través del contacto con objetos (como ropa de cama, ropa o muebles) contaminados por una persona con sarna.
Importante: La sarna humana no se transmite por las mascotas u otros animales.

EPIDEMIOLOGÍA

La sarna se produce en todo el mundo. La sarna se considera una epidemia en gran parte del mundo desarrollado y es común en los trópicos.
La infección se produce en todas las razas y clases sociales y todas las edades están en riesgo. Miembros de la misma familia y las parejas de las personas infectadas con sarna se encuentran en alto riesgo.En las viviendas o centros donde viven muchas personas y que están en contacto (como los centros de atención médica, escuelas y guarderías) aumenta el riesgo de sarna.
PRESENTACIÓN CLÍNICA
Un paciente es contagioso desde el momento de la exposición, aunque asintomático, hasta que sea tratado con éxito y todos los ácaros y los huevos se mueren.
La sarna se caracteriza por un picor intenso, especialmente por la noche, y papular pruriginosa o papulovesicular, erupción eritematosa. Los sitios comunes son las muñecas, los codos, las axilas, la ingle / genital, pechos / pezones, línea de la cintura, los glúteos, entre los dedos / hombros, labios o lengua. El picor pueden ser generalizado; las pápulas a menudo escuecen y puede ocurrir una infección bacteriana. Los nidos de los ácaros están en la superficie de la piel. Los nidos suelen ser pocos y difíciles de encontrar.

DIAGNÓSTICO

La sarna se diagnostica generalmente mediante la identificación de los nidos en un paciente que tiene picor y sarpullido característico. El diagnóstico se puede confirmar mediante la identificación microscópica de ácaros, huevos de ácaros, o scybala (las heces del ácaro) en muestras de piel tomadas de las lesiones frescas (pápulas intactas / nidos).

TRATAMIENTO

La Permetrina (5%) en crema es considerada por muchos como el fármaco de elección. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha aprobado este medicamento para su uso en niños. La ivermectina, un agente antiparasitario oral, se consideró segura y efectiva para tratar la sarna.
Pueden ser necesarias dos o más dosis para eliminar la infestación.
Todos los miembros de la familia y los contactos íntimos deben ser tratados al mismo tiempo.
Para evitar la reinfestación , la ropa y ropa de cama se debe lavar en agua caliente (≥ 122 ° F
[50 ° C]) o ser limpiada en seco durante el tiempo que dure el tratamiento.
Tratamiento para la sarna

granos ocasionados por la sarna

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA VIAJEROS

No hay vacuna disponible. Las medidas preventivas tienen como objetivo reducir el contacto de piel contra piel con las personas afectadas y con elementos tales como prendas de vestir y ropa de cama usada por la persona afectada.

BIBLIOGRAFÍA
American Academy of Pediatrics. La sarna. En: Pickering LK, Baker CJ, Long SS, McMillan JA, editores. Red Book: 2006 Informe del Comité de Enfermedades Infecciosas. 27a ed. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics, 2006. p. 584-7.
Ansart S, L Perez, Jaureguiberry S, M Danis, Bricaire F, Caumes E. espectro de las dermatosis en 165 los viajeros que regresan de las zonas tropicales con enfermedades de la piel. Am J Trop Med Hyg. 2007 Jan; 76 (1) :184-6.
Chosidow O. prácticas clínicas. La sarna. N Engl J Med. 2006 20 de abril, 354 (16) :1718-27.
Hengge UR, Currie BJ, Jager G, Lupi O, Schwartz RA. La sarna: una enfermedad de la piel descuidada omnipresente. Lancet Infect Dis. 2006 Dec; 6 (12) :769-79.
Heukelbach J, Feldmeier H. sarna. Lancet. 2006 27 de mayo; 367 (9524) :1767-74.
Meinking TL. Las infestaciones. Curr probl Dermatol. 1999; 11 (3): los 73-118.
Fuerte M, Johnstone PW. Intervenciones para el tratamiento de la sarna. Cochrane Database Syst Rev. 2007 (3): CD000320.
Strother MS, COLVEN R. Los ectoparásitos, parásitos cutáneos y envenenamiento cnidarios. En: Jong CE, McMullen WR, editores. El viaje y el Manual de Medicina Tropical. 3 ª ed. Philadelphia: Saunders, 2003. p. 459-70.
Wilson ME, Chen LH. Enfermedades infecciosas dermatológicas en los viajeros internacionales. Curr Infect Dis Rep. febrero 2004; 6 (1) :54-62.

error: Alerta: Contenido protegido !!