La Sarna

La Sarna

La sarna es causada por el ácaro microscópico humano (Sarcoptes scabiei var. Hominis).

 

 

  • MODO DE TRANSMISIÓN
    El contagio directo se produce por contacto directo de piel contra piel con una persona con sarna.
    El contagio indirecto se produce a través del contacto con objetos (como ropa de cama, ropa o muebles) contaminados por una persona con sarna.
    Importante: La sarna humana no se transmite por las mascotas u otros animales.
  • EPIDEMIOLOGÍA
    La sarna se produce en todo el mundo. La sarna se considera una epidemia en gran parte del mundo desarrollado y es común en los trópicos.
    La infección se produce en todas las razas y clases sociales y todas las edades están en riesgo. Miembros de la misma familia y las parejas de las personas infectadas con sarna se encuentran en alto riesgo.En las viviendas o centros donde viven muchas personas y que están en contacto (como los centros de atención médica, escuelas y guarderías) aumenta el riesgo de sarna.
  • PRESENTACIÓN CLÍNICA
    Un paciente es contagioso desde el momento de la exposición, aunque asintomático, hasta que sea tratado con éxito y todos los ácaros y los huevos se mueren.
    La sarna se caracteriza por un picor intenso, especialmente por la noche, y papular pruriginosa o papulovesicular, erupción eritematosa. Los sitios comunes son las muñecas, los codos, las axilas, la ingle / genital, pechos / pezones, línea de la cintura, los glúteos, entre los dedos / hombros, labios o lengua. El picor pueden ser generalizado; las pápulas a menudo escuecen y puede ocurrir una infección bacteriana. Los nidos de los ácaros están en la superficie de la piel. Los nidos suelen ser pocos y difíciles de encontrar.
  • DIAGNÓSTICO
    La sarna se diagnostica generalmente mediante la identificación de los nidos en un paciente que tiene picor y sarpullido característico. El diagnóstico se puede confirmar mediante la identificación microscópica de ácaros, huevos de ácaros, o scybala (las heces del ácaro) en muestras de piel tomadas de las lesiones frescas (pápulas intactas / nidos).
  • TRATAMIENTO
    La Permetrina (5%) en crema es considerada por muchos como el fármaco de elección. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha aprobado este medicamento para su uso en niños. La ivermectina, un agente antiparasitario oral, se consideró segura y efectiva para tratar la sarna.
    Pueden ser necesarias dos o más dosis para eliminar la infestación.
    Todos los miembros de la familia y los contactos íntimos deben ser tratados al mismo tiempo.
    Para evitar la reinfestación , la ropa y ropa de cama se debe lavar en agua caliente (≥ 122 ° F
    [50 ° C]) o ser limpiada en seco durante el tiempo que dure el tratamiento.
    Tratamiento para la sarna
  • MEDIDAS PREVENTIVAS PARA VIAJEROS
    No hay vacuna disponible. Las medidas preventivas tienen como objetivo reducir el contacto de piel contra piel con las personas afectadas y con elementos tales como prendas de vestir y ropa de cama usada por la persona afectada.

 

BIBLIOGRAFÍA
American Academy of Pediatrics. La sarna. En: Pickering LK, Baker CJ, Long SS, McMillan JA, editores. Red Book: 2006 Informe del Comité de Enfermedades Infecciosas. 27a ed. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics, 2006. p. 584-7.
Ansart S, L Perez, Jaureguiberry S, M Danis, Bricaire F, Caumes E. espectro de las dermatosis en 165 los viajeros que regresan de las zonas tropicales con enfermedades de la piel. Am J Trop Med Hyg. 2007 Jan; 76 (1) :184-6.
Chosidow O. prácticas clínicas. La sarna. N Engl J Med. 2006 20 de abril, 354 (16) :1718-27.
Hengge UR, Currie BJ, Jager G, Lupi O, Schwartz RA. La sarna: una enfermedad de la piel descuidada omnipresente. Lancet Infect Dis. 2006 Dec; 6 (12) :769-79.
Heukelbach J, Feldmeier H. sarna. Lancet. 2006 27 de mayo; 367 (9524) :1767-74.
Meinking TL. Las infestaciones. Curr probl Dermatol. 1999; 11 (3): los 73-118.
Fuerte M, Johnstone PW. Intervenciones para el tratamiento de la sarna. Cochrane Database Syst Rev. 2007 (3): CD000320.
Strother MS, COLVEN R. Los ectoparásitos, parásitos cutáneos y envenenamiento cnidarios. En: Jong CE, McMullen WR, editores. El viaje y el Manual de Medicina Tropical. 3 ª ed. Philadelphia: Saunders, 2003. p. 459-70.
Wilson ME, Chen LH. Enfermedades infecciosas dermatológicas en los viajeros internacionales. Curr Infect Dis Rep. febrero 2004; 6 (1) :54-62.

2017-07-12T18:26:07+00:00 Junio 20, 2013|Noticias|0 Comments

Deja un comentario