Rejuvenecimiento facial, escote y manos: manchas, arrugas, venitas

El paso del tiempo y la exposición prolongada al sol son los principales causantes del fotoenvejecimiento de nuestra piel. Éste se muestra especialmente visible en la piel de la cara, escote y el dorso de las manos. Los signos de fotoenvejecimiento más frecuentes son la aparición de manchas oscuras (lentigos), venitas rojas (cuperosis), arrugas finas y pérdida de elasticidad de la piel.

¿Cómo se puede tratar?

Mediante un tratamiento que estimula la producción de nuevo colágeno, al mismo tiempo que aclara progresivamente las manchas oscuras y las venitas rojas. En definitiva, consigue una revitalización global de la piel de la cara, escote y dorso de las manos, todo ello sin cirugía.

¿Qué tecnología se emplea?

Como ya se ha apuntado, se trata de un tratamiento externo, no invasivo, sin cirugía. Con un solo láser no se pueden resolver todos los problemas de la piel envejecida. Por ello, en Dermitek utilizamos distintos tipos de láser en el mismo paciente durante la misma sesión. Nuestra experiencia en cientos y cientos de casos desde 1998 así nos lo demuestra.

Las técnicas más utilizadas son los láseres vasculares, para eliminar las venitas rojas (como el KTP, el V-Beam de Candela, el de neodimio-YAG); el láser de pulso ultracorto Q-Switch de alejandrita, muy específico para manchas oscuras; y luz de banda ancha (BBL) para lograr unificar el tono de la piel y aportar luminosidad.

¿Cuáles son los resultados?

El resultado del fotorejuvenecimiento multiláser depende del tipo e intensidad del fotoenvejecimiento del área tratada, así como de la respuesta individual, pero son necesarias 1-2 sesiones para obtener unos resultados altamente satisfactorios.

Rejuvenecimiento sin cirugía