• cómo examinar los lunares

Cómo examinar tus lunares

Te mostramos una serie de pasos fáciles y útiles que te enseñan cómo examinar los lunares.

Revisa tus lunares y acude a tu dermatólogo si observas que un lunar presenta alguno de estos rasgos.

Signos ABCDE de riesgo de un lunar (Asimetría, Borde irregular, Color cambiante o múltiple , Diámetro mayor 6​ ​mm, Evolución o crecimiento en el último año)

melanoma
  • ASIMETRÍA

    Un lunar que no tenga forma ovalada.

  • BORDES

    Irregulares o “con picos”.

  • COLOR

    Un lunar de varios colores: Marrón, rojo, blanco…

  • DIÁMETRO

    Diámetro superior a 6mm.

  • EVOLUCIÓN

    Un lunar que cambia rápidamente de tamaño, forma y color.

5 pasos para realizar un autoexamen

Para realizarte un autoexamen, puedes utilizar un espejo. Así será más fácil.

  • 1º- Rostro y Orejas

    Para examinar el cuero cabelludo, utiliza un secador.

  • 2º- Detrás

    Nuca, hombros, espalda, nalgas y muslos.

  • 3º- Brazos, codos, axilas y manos

    Revisa también las palmas de las manos y las uñas.

  • 4º- Ahora de abajo a arriba

    Pies (incluyendo planta de los pies y uñas), piernas, vientre y zona genital.

  • 5º- Por último

    Revisa el cuello y el pecho (mirando debajo de los senos en el caso de las mujeres).


7 medidas de prevención

  • 1- Ponte a la sombra, sobre todo, entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde.

  • 2- No te quemes con el sol. Ponerse rojo/a es una quemadura solar. Esto es especialmente importante en niños y adolescentes cuando la piel es más sensible y el daño mayor.

  • 3- Toma el sol de forma progresiva y poco a poco.

  • 4- Recuerda que los solarium no preparan para el sol sino que son una agresión a la piel.

  • 5- Cúbrete con ropa, incluido un sobrero de ala ancha y gafas de sol. Actualmente hay ropa con factor de protección solar.

  • 6- Si vas a tomar el sol, ponte crema solar de amplio espectro (cubre rayos UVA/UVB) con un factor de protección 50.

    Es importante que utilices una capa generosa. Hay que hacerlo 30 minutos antes de salir. Volver a aplicar cada dos horas, y después de nadar o sudar mucho.

    No te olvides del cuello posterior, orejas, labios, hombros, empeines y axilas.

    Y tampoco te olvides de aplicarte la crema solar cuando vayas a pasear, al monte, a trabajar o simplemente a hacer los recados.

    También hazlo en los días nublados. Recuerda que no solo cuando vas a la playa te estás exponiendo al sol.

  • 7- Mantener a l@s recién nacid@s alejad@s del sol, bajo una sombrilla, ropa, gorro.

    Las cremas solares se aconsejan a niñ@s de más de 6 meses de vida.

    Protege a los niños con un gorro, gafas de sol y una camiseta.

¿Tienes alguna pregunta qué hacernos? ¿Hay algún tema sobre el que te gustaría que hablásemos?

2017-07-27T18:32:28+00:00 Julio 27, 2017|Lunares|0 Comments

Deja un comentario