Para realizar un tratamiento de depilación láser adecuado es imprescindible seguir una serie de protocolos “en los que se analice la historia clínica, tipo de piel y de pelo y se establezcan los parámetros adecuados al láser en función de las características del paciente; así como que, posteriormente, sean profesionales sanitarios convenientemente formados quienes realicen el tratamiento bajo la supervisión continua de las sesiones, reacción de la piel, resultado y evolución del tratamiento por parte de un médico”. Hay mucho camino por recorrer. Países como Inglaterra, Francia o Dinamarca están regulando este sector, pero aquí prácticamente no existen normas.

En la clínica Dermitek se aplican normas de actuación y formación estrictos, de este modo, los resultados mejoran y si hay una reacción inesperada en la piel el acceso a una consulta con el médico es inmediato y los problemas dermatológicos que puedan surgir en el curso del tratamiento son atendidos por un especialista.