Ola de Calor. Medidas preventivas

Ola de Calor. Medidas preventivas

Ante la ola de calor y bochorno que nos agobia, los expertos instan a las personas a tomar medidas preventivas especiales para afrontar las elevadas temperaturas.

Es imprescindible que tener en cuenta:

  • Una de las cosas más importantes es beber bastante agua durante el día para evitar la deshidratación.
  • Las bebidas deportivas que contienen electrolitos como el sodio y el potasio y pequeñas cantidades de glucosa, podrían ayudar a combatir la deshidratación, pero las bebidas y productos con cafeína y con mucha azúcar pueden empeorarla.
  • Dado que los niños y las personas mayores son particularmente vulnerables a la deshidratación, se deben vigilar con frecuencia, y animarles a beber muchos líquidos.
  • Muchos adultos toman fármacos, entre ellos diuréticos y algunos antihipertensivos, que afectan la capacidad del organismo para enfriarse a través del sudor, y las personas que tienen sobrepeso podrían también ser más propensas al golpe de calor debido a su tendencia a retener más calor corporal.
  • Intente no estar al aire libre más de lo necesario. Si tiene que pasar tiempo al aire libre, use ropa floja y de colores claros, y un sombrero de ala ancha, para protegerse de los rayos del sol.
  • El golpe de calor puede hacer que una persona se sienta confundida o pierda el sentido, y si ve que esto sucede, debe llamar al 112 de inmediato.

Esforzarse demasiado en un día muy caluroso, pasar demasiado tiempo al sol o en un lugar con mucho calor puede provocar enfermedades relacionadas con el calor:

La insolación. Sucede cuando el cuerpo no puede regular su propia temperatura. Se pierde la capacidad de sudar, y el cuerpo no es capaz de enfriarse. La temperatura corporal puede subir a 41 Cº o más en apenas diez a quince minutos. La insolación puede provocar la muerte o discapacidad permanente si no se administra tratamiento de emergencia. Algunos de los síntomas incluyen piel enrojecida, caliente y seca, un pulso rápido y fuerte, un dolor de cabeza palpitante, mareo, náuseas y confusión. Cuando estos síntomas ocurren, se le debe de bajar la temperatura a la persona rápidamente usando cualquier método que esté disponible, lo que incluye poner a la persona en una bañera de agua fría o darle una dicha fría, mojarla con una manguera o arroparla en una sábana fría. No le dé líquidos a la persona, y obtenga atención médica lo antes posible.

El agotamiento por calor es una forma más leve de la enfermedad debida al calor que puede desarrollarse tras varios días de exposición a temperaturas altas y falta de líquidos. Las personas más vulnerables al agotamiento debido al calor son las mayores, las que sufren de hipertensión y las que trabajan o hacen ejercicio a pleno sol. Los síntomas incluyen sudoración excesiva, palidez, calambres musculares, fatiga, mareo, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y desmayos. La piel podría estar fresca y húmeda, y el pulso rápido y débil, mientras que la respiración podría ser rápida y superficial. Ayude a la persona a enfriarse, y busque atención médica si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Los calambres por calor por lo general suceden cuando uno suda mucho durante una actividad agotadora. El nivel bajo de sal en los músculos podría ser la causa de los calambres por calor. Los calambres por calor también pueden ser un síntoma del agotamiento por calor. Los síntomas incluyen dolores o espasmos musculares, por lo general en el estómago, los brazos o las piernas. Debe detener toda actividad de inmediato y sentarse en un lugar fresco. Beba líquidos claros o bebidas deportivas, y no vuelva a la actividad agotadora durante unas cuantas horas. Si los calambres no se detienen en un plazo de una hora, busque atención médica.
Más información

Artículo realizado por HealthDay
(FUENTES: Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; U.S. Centers for Disease Control and Prevention)

2017-07-12T18:26:21+00:00 Junio 27, 2012|Noticias|0 Comments

Deja un comentario