Láser Endovenoso para eliminar varices gruesas

El láser endovenoso es un tratamiento no quirúrgico de las varices gruesas.

Consiste en introducir una fina fibra de láser dentro de la vena enferma o variz. Para ello, primero  se realiza una ecografía o “mapeo” de todo el árbol venoso y se localizan la/s venas enfermas. En segundo lugar se introduce la fibra de láser dentro de la vena. Una vez introducida, la fibra del láser emite un tipo de luz que calienta la vena por dentro, la vena se fibrosa y se irá reabsorbiendo de forma natural. Todo el proceso se realiza con anestesia local. La o el paciente se marchan a pasear durante 20 minutos y hacen vida normal. No se requiere baja de ningún tipo.

Es un tratamiento excelente que va a hacer felices a muchas personas que sufren las varices y no desean operase.