94 401 01 10

626 77 82 27

Uribitarte 11-12. Bilbao

94 401 01 10 /  626 77 82 27

Uribitarte 11-12. Bilbao

La Dra. Nerea Landa, co-directora de la clínica Dermitek, responde a una serie de preguntas realizadas por el periódico DEIA, sobre la depilación láser.

¿La depilación láser es realmente definitiva?

La mayoría de los pelos tratados no vuelven a salir. Sin embargo, hay pelos residuales y áreas más difíciles, como por ejemplo, la cara.

¿Es sano quitar el vello del cuerpo?

Tras nuestra larga experiencia hemos llegado a la conclusión de que el quitar el pelo no trae ningún problema, incluso en la zona genital, en la que tradicionalmente se ha tenido cierta precaución. Aunque en esas zonas más sensibles tampoco quitamos todo el vello, ya que es de utilidad para evitar, entre otros, el roce.

¿La depilación láser es más efectiva en mujeres o en hombres?

Aunque el género también influye, depende casi más de las zonas. Las piernas se depilan mucho más fácilmente que el tronco, porque las raíces están más profundas. De ahí que sea más fácil depilar a las mujeres: al tener menos pelo y en zonas más sencillas, no cuesta tanto.

¿Con qué edad se puede empezar?

Relativamente pronto, incluso en la adolescencia temprana, aunque bajo supervisión médica. Siempre hay áreas mejores que otras, como medias piernas y axilas, pero no hace falta esperar.

La depilación láser no solo se emplea por motivos estéticos, sino también por motivos médicos. ¿Por ejemplo?

El más común serían las infecciones de los pelos o los pelos enquistados, que ocurre mucho en ingles, axilas y la zona del cuello. El pelo se curva a su salida, se mete y se clava hacia dentro creando una inflamación y una infección. Con la depilación eso se soluciona. Antes se necesitaban antibióticos durante largas temporadas o incluso en algunos casos cirugía, pero con la depilación láser ya no.

¿Algún otro problema?

El hirsutismo en mujeres, que es tener pelo en áreas como la cara. El vello facial en mujeres acompleja mucho. Estos casos hay que tratarlos con cuidado por riesgo de estimulación de más vello en la zona. También para las fístulas sacras, que se operan de la zona de nalgas. Si se comienza precozmente con la depilación láser se puede evitar la cirugía, aunque por desconocimiento mucha gente no lo hace. Además, estarían los lunares congénitos e incluso los injertos.

¿Los injertos?

Así es. Los urólogos, sobre todo, tienen que hacer injertos de piel cuando hacen operaciones en la zona de la uretra y nos remiten esos pacientes para que los depilemos previamente.

¿Cabría algún efecto secundario no deseado con la depilación láser?

Tres, principalmente. El primero serían las quemaduras. En segundo lugar, la estimulación del pelo. Esto ocurriría cuando se utilizan energías subóptimas. Se quema el tallo, pero no la raíz, y al cabo de ocho o diez semanas vuelve a salir el pelo con más fuerza. Se ve mucho en las mujeres, sobre todo en la cara. Y por último, la alergia al láser. Para prevenir estos y otros efectos secundarios se suelen hacer pruebas antes de cualquier tratamiento.