Tras estas fiestas tan especiales y con tantas celebraciones, para muchos nos ha sido imposible no saltarnos la dieta. Para ello, te recomendamos ponerte en manos de un buen profesional para que te ayude a no acumular esos kilos de más durante todo el año.

Hay tener en cuenta que no todos los cuerpos necesitan lo mismo, por ello hay que seleccionar una dieta personalizada e incluso acompañarla de aparatología adecuada que nos haga ir más rápido en la obtención de nuestros objetivos.

Dieta personalizada para cada paciente:  normoproteica e hipocalórica, disociadas, adaptadas a distintos tipos de pacientes con o sin patologías añadidas.

Tras más de veinte años de experiencia sabemos que el ingrediente más importante de un tratamiento corporal es la elección de una dieta personalizada, adaptada a las necesidades personales de cada paciente.

A la hora de seleccionar una dieta, primero debemos solicitar una analítica específica, realizar una historia clínica y una exploración física completas y hacer un cálculo del peso ideal de esa persona.

Si tienes que bajar peso y tiene todos los parámetros normales, proponemos una dieta normo proteinada e hipocalórica, porque es la más eficaz y con la que más éxitos se consiguen.

Es una dieta rápida, esto hace que bajes entre cuatro y ocho kilos al mes. Lo que hace que estés motivad@ porque ves los resultados a corto plazo y hace que alcances tu peso sin tirar la toalla.

Es una dieta, que si se lleva bien, no se pasa hambre. Gracias a la formación de unas sustancias que se producen por la destrucción de la grasa dentro del organismo, y que estimulan el centro de la saciedad a nivel cerebral) y además se produce una sensación de euforia natural que hace que, lejos de estar de mal humor, estés content@ y activo.

A lo largo de la dieta, aprendes a comer, porque una vez que alcanzas tu peso se te hace una reintroducción de todos los alimentos para que sigas con una dieta variada y puedas comer de todos los alimentos.

Es una dieta fácil, en la que te acostumbras a comer cinco veces al día y con una alimentación sencilla de preparar.

Cuando alcanzas el objetivo, es importante que sigas unas pautas de mantenimiento durante un tiempo para que consigas establecer el peso ideal.

Asociados a la dieta podemos seleccionar además un tratamiento con aparatología que nos haga conseguir más eficazmente los resultados finales. Así, tenemos distintos tipos de tratamientos que seleccionaremos de una manera personalizada.