Las arañas vasculares son dilataciones de venitas muy pequeñas de la piel de la cara. Suelen adoptan la forma de una araña, con un centro del cual parten varias ramitas, de ahí su nombre. Es frecuente en  niñ@s y en estos casos  es una lesión única en la nariz o en la mejilla y suelen aparecen sin causa aparente. Son esos niñ@s que parecen tener una manchita roja o “fresita” en la cara en la que las demás personas se fijan. Una característica es que cuando apretamos la lesión desaparece, y al liberar la presión reaparece porque se llena de sangre de nuevo. Es un problema estético para el/a niñ@ de muy fácil solución con láser.

En el caso de pacientes adultos con arañas vasculares  se suele observar en la cara un trasfondo de muchas venitas en la piel, llamada cuperosis.  Suele aparecer en personas que han abusado del sol, por herencia, o debida a una enfermedad de piel llamada rosácea. En mujeres que han abusado del sol estas arañas pueden aparecer en el escote.

En Dermitek tratamos con láser las arañas vasculares desde 1999.  Para el tratamiento de arañas vaculares empleamos en la misma sesión una combinación de diferentes láseres con diferentes longitudes de onda: el láser KTP (532nm), el láser de colorante pulsado (595 nm) y el láser de Neodimio-Yag (1064 nm). La combinación de varios láseres es más eficaz que uno sólo pues permite eliminar el problema en menos sesiones.

De hecho suele ser  posible eliminarlas en una o dos sesiones de unos 5 minutos de duración.  Entre cada sesión dejaríamos pasar uno o dos meses. Es un tratamiento sencillo y rápido, que no deja señales en la cara después, es decir sin tiempo de recuperación.

El tratamiento es poco molesto, muy rápido, y  con unos resultados excelentes. Por supuesto puede haber arañas más rebeldes al tratamiento o que vuelvan salir, pero son escasos casos.

El tratamiento es ligeramente molesto, pues se nota sensación de quemazón, pero como dura unos milisegundos se tolera bien. En niñ@s  además, se realiza el tratamiento acompañados de sus padres y lo toleran muy bien.