Alimentación sana después de Navidad

  • Laserlipólisis Dermitek Bilbao

Alimentación sana después de Navidad

Alimentación sana después de Navidad

Después de estos excesos Navideños, hay que volver a una alimentación sana y sin grandes excesos, empezando de una manera ordenada y metódica.

IMPORTANTE: A lo largo del día hay que realizar “5 comidas” y “beber agua” .

Pasos importantes:

1- No te olvides del desayuno.

El desayuno tiene que contener lácteos desnatados, pan integral o cereales y fruta.

Esta primera comida del día, es especialmente importante para activar el metabolismo y no tener ansiedad a últimas horas del día.

2- Comer comida ligera a media mañana y en la merienda.

Estos alimentos pueden ser frutas bajas en azúcares, yogures desnatados, queso fresco 0% o fiambre de pavo. Mientras comemos (importante que sea una cantidad moderada), nuestro cuerpo está consumiendo energía, es decir está consumiendo calorías, para digerir y metabolizar la comida.

3- La comida del mediodía.

Tampoco hay que saltársela. Como primeros platos podemos tomar un día un plato de arroz, otro día uno de pasta, otro de legumbres y el resto de verdura. Se deben combinar con carnes magras, pescados, huevos o mariscos como segundo plato. ¡Si están a cocinados a la plancha en vez de fritos, mejor que mejor!.

4- La cena. ¡Tiene que ser ligera!.

Para no llegar a casa con ansiedad y comer lo primero que tengamos a mano, es muy importante haber comido algo a media tarde. Si ingerimos demasiadas calorías en la cena, las acumularemos en forma de grasa durante las horas de sueño. ¡Peligroso!.

5- Bebe agua y evita refrescos azucarados.

Intenta beber 1,5 litros de agua al día. Beber agua es muy sano ya que nos ayuda a mejorar la retención de líquidos, a eliminar toxinas y a reducir la celulitis. El valor energético del agua es nulo, pero aporta una pequeña cantidad de algunos minerales que como el calcio, el magnesio y el fósforo desempeñan un papel muy importante en el desarrollo del esqueleto.

El valor nutricional de las bebidas refrescantes es casi nulo, y su aporte calórico es elevado en los refrescos que contienen azúcar.

6- Evitar alimentos que tengan demasiados azúcares, sal y grasas indeseables.

Ejemplos de estos alimentos: bollería industrial y pastelería, lácteos grasos, embutidos y refrescos azucarados.

El problema de la bollería industrial es que contiene gran cantidad de grasas vegetales, grasas hidrogenada y azúcares simples, y nos aportan mucha calorías. Además tienen poco poder saciante, lo que dará lugar a más picoteo similar entre horas.

7- Y por último y no menos importante, haz un poco de ejercicio.

El ejercicio físico nos ayuda a controlar nuestro peso, a fortalecer los huesos y músculos y a mejorar el estado anímico.

2017-07-12T18:25:53+00:00 Enero 9, 2015|Comida y alimentos, Dietas|0 Comments

Deja un comentario