Melasma. Manchas en la piel por el sol

El melasma lo produce un aumento en la producción de melanina de la piel de la cara que aparece como manchas en la frente, en las mejillas y alrededor de la boca. Se asocia a mujeres jóvenes y a exposiciones solares largas.

El tratamiento que aplicamos desde hace años en Dermitek utiliza la luz pulsada intensa médica y una mascarilla despigmentante cuidadosamente formulada por nosotros y que te aplicaremos en la clínica. Te pautaremos el tratamiento a seguir y, aparte de estar en contacto telefónico contigo, te valoraremos una vez pasado el mes.

Fotos antes y después. Melasma/Cloasma

Vídeo. Tratamiento del Melasma y Cloasma en Dermitek

Tratamiento de Melasma y Cloasma Dermitek

¿Qué tratamiento tiene el melasma?

El melasma o cloasma son unas manchas extensas marrones oscuras en la cara que se oscurecen con el sol y se acentúan cada verano. Afectan a distintas zonas del rostro como frente, mejillas o la zona del bigote, donde es especialmente antiestético, y son las mujeres jóvenes las más propensas a sufrirlas.

Se produce por los rayos ultravioleta del sol (UV), tomados en exceso durante años. Como respuesta al exceso de sol, la piel genera melanina (pigmento oscuro) como un sistema “defensivo”, pues la melanina es un filtro solar natural.

Las mujeres jóvenes que han tomado mucho sol durante años es el colectivo más afectado. También influyen las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona). Por eso, pueden aparecer por primera vez en un embarazo o también si se toman anticonceptivos orales (hormonas femeninas) y sol al mismo tiempo. También los deportistas que entrenan al aire libre (especialmente en el mar y la montaña) suelen tener melasma.

Una vez que aparece, puede durar años y, a veces, extenderse. Las manchas pueden aclararse en invierno pero, generalmente, reaparecen con la llegada de la primavera siguiente, con los primeros rayos de sol. Causa un gran complejo a muchas mujeres, hasta el punto de avergonzarse de salir sin maquillaje. Las mujeres que toman anticonceptivos y los dejan pueden ver disminuido su problema pero incluso así, puede persistir.

No, nunca. Pero conviene diferenciarlo de los léntigos solares (“manchas de la edad”), otro tipo de mancha solar que ocasionalmente puede volverse maligno. En no pocas ocasiones, el melasma adopta forma de léntigo solar y es difícil diferenciarlos. Por ello, se debe acudir a un médico con experiencia.

Dermitek ha realizado varios estudios propios para tratar el melasma. Así, ha estudiado los efectos de la luz pulsada intensa y varios láseres.

Tras las investigaciones, el melasma se trata en Dermitek de dos maneras:

  • Mediante mascarillas específicamente formuladas con efecto aclarador y “peeling”. Es una sola sesión y resulta muy eficaz.

  • Con luz pulsada intensa (IPL, BBL), asociadas a cremas despigmentantes (aclaradoras). Se precisan entre 1 y 2 sesiones y se utiliza en personas con signos asociados de envejecimiento facial.

El tratamiento lo elige el médico según el tipo de piel y el tipo de manchas.

Ningún tratamiento para el melasma es definitivo. Las manchas pueden reaparecer si no se cuidan y se exponen de nuevo al sol. Sin embargo, se le orientará sobre la manera óptima de cuidarse todo el año con cremas despigmentantes y productos dermocosméticos de formulación muy lograda, pues son manchas “recidivantes”, es decir que pueden reaparecer de nuevo, en este caso, con la luz solar.

Sí. Además de los léntigos y el melasma, la cuperosis o venitas rojas de la cara, causantes del enrojecimiento y sensación de sofoco de las mejillas con los cambios frío-calor, tienen como una de sus principales causas el abuso de sol. Dermitek cuenta con diferentes tipos de láseres vasculares y experiencia desde 1998 en estos tipos de tratamientos. A muchas personas se les tratan las venas rojas además del melasma.