Tatuajes

Tatuajes 2017-07-12T18:25:20+00:00

Cómo eliminar tatuajes con láser

La eliminación de tatuajes con láser puede hacer que prácticamente desaparezcan. El láser debe tener unas características específicas, y hay que realizar varias sesiones dependiendo del tamaño, cantidad de tinta, colores y localización del tatuaje.

Fotos antes y después. Tatuajes

Vídeo. Tatuajes

¿Quieres saber cómo se puede eliminar un tatuaje con láser?

La utilización de láseres Q-Switch (quality factor switch, en inglés) para eliminar tatuajes ha ido progresivamente reemplazando a la cirugía para la eliminación de tatuajes no deseados. Dermitek ha superado la cifra de 400 pacientes atendidos.

Eliminar tatuajes con láser en Dermitek

Emite disparos de luz en un tiempo de nanosegundos. La luz es absorbida por el pigmento del tatuaje y provoca que el pigmento se fragmente en trozos mucho más pequeños. Al ser más pequeños pueden ser retirados por las propias células de la piel de forma natural.

Dentro del los láseres Q-Switch (QS) existen diversas variantes, como pueden ser el láser QS de rubí, el de neodimio-YAG o el de alejandrita. Nosotros disponemos del láser Q-Switch de alejandrita por su eficacia y su seguridad. Es ideal para quitar colores oscuros como el negro o el azul oscuro, y algún tipo de rojo y de verde. Otros colores como el azul claro, morado y especialmente el amarillo, muestran más dificultad.

Depende de factores como el color, profundidad, cantidad de pigmento, tamaño y localización.

Las sesiones necesarias para eliminar tatuajes profesionales pueden requerir de 6 a 12 sesiones. Para un tatuaje amateur pueden ser necesarias 4-6 sesiones. Cuantos más colores tenga, más difícil será eliminarlo.

Si el tatuaje es negro o negro-azulado, puede eliminarse en muchos casos el 90 ó más del mismo. Si es profesional y de muchos colores es más complicado eliminarlo del todo. Otro factor es la profundidad. En ocasiones queda tinta residual que no se puede quitar del todo, se cree que es debido a que existe pigmento muy profundo que el láser no puede alcanzar.

Se aplica una crema anestésica previa y se notan pulsos de calor bastante tolerables. De todas formas le haremos una pequeña prueba.

La zona del tatuaje queda con costritas que se curan con una pomada antibiótica. En 10 ó 15 días se está bien. Si se va a ir a la playa o exponerse al sol, es conveniente aplicar una crema de protección solar.

Después del tratamiento la piel quedará más blanca (pues el láser aclara la melanina o color de la piel), y aunque en la mayoría de los casos la piel recupera su color con los meses o tras tomar el sol, en algunos casos queda más clara de forma permanente.

Los tatuajes de radioterapia se quitan totalmente con un par de sesiones. Son puntitos de color negro azulado de 1 a 3 mm. En Dermitek, debido a nuestro compromiso con la mujer, se eliminan gratuitamente dichos tatuajes a miembros de la Asociación de Cáncer de Mama de Bizkaia (ACAMBi). Los tatuajes habidos tras un accidente de tráfico por impacto en la piel de elementos del asfalto, también responden muy bien.