Depilación láser / Fotodepilación

Dermitek tiene desde 1998 una larga experiencia en depilación láser, y más de 190.000 sesiones realizadas.

Esta experiencia nos permite asegurar una depilación láser con garantía médica y una respuesta inmediata a cualquier incidencia que pueda surgir durante el tratamiento.

Nuestra experiencia

La Dra. Nerea Landa, socia directora y dermatóloga de la clínica Dermitek, ha sido profesora de los cursos de depilación médica láser impartidos en EE. UU. por la ASLMS (Asociación Americana de Láser Médico-Quirúrgico) y gracias a sus ponencias se ha producido un cambio en el protocolo de depilación láser del vello de la cara en mujeres.

Asimismo, hemos realizado otras aportaciones importantes para mejorar la eficacia y la seguridad de la depilación láser, siempre desde una base científica.

Hoy en día, la depilación láser se considera el tratamiento de primera elección para los pelos enquistados o enclavados (pseudofoliculitis) e infectados (foliculitis), por delante de tratamientos como los antibióticos o la cirugía. Un caso extremo es la fístula sacrocoxígea (quiste pilonidal), que es una infección profunda de los pelos en la zona lumbosacra y perianal. Se ha demostrado que las personas que se tratan con depilación láser evitan cirugías innecesarias.

La clínica Dermitek publicó un estudio al respecto en la revista científica Dermatologic Surgery en 2005 , siendo este trabajo de investigación una de las referencias en este campo.

Promoción depilación láser: ¡Prepárate para el verano!

¿Qué te parece pasar el próximo verano sin tener que preocuparte de si tienes pelos o no? ¡Estás a tiempo de empezar ahora tus sesiones de depilación y pasar el verano sin pelos! Te ofrecemos un descuento del 20% si tienes 30 años o más, y un descuento del 25% para menores de 30 años. Promoción válida hasta el 30 de junio de 2017.

La Dra. Nerea Landa y el Dr. Jose Luis Azpiazu hablan sobre la Depilación médica láser

depilación médica laser dermitek

Nuestra especialidad

El tratamiento de depilación médica láser consiste en la aplicación de láseres con altas energías para conseguir una pérdida permanente del vello. En cada sesión se logra dañar permanentemente varios pelos que ya no volverán a crecer.

La depilación médica láser no sólo se aplica a la eliminación del vello, sino que sus indicaciones se extienden también a la solución de problemas de granos, pelos enquistados –pseudofoliculitis-, quistes sacros y numerosos complejos psicológicos derivados de la aparición excesiva de vello. En algunos casos determinados “alivia el sufrimiento psicológico y mejora la autoestima y las relaciones sociales”.

El láser emite un suave haz de luz que atraviesa la piel sin dañarla y tiene afinidad por el pigmento que da el color oscuro al pelo (melanina). La luz es absorbida por la melanina del pelo, con lo que éste se calienta y, como consecuencia, las células germinativas del pelo mueren y el pelo no vuelve a crecer.

En realidad “fotodepilación” significa depilación por luz y debería englobar a todo tipo de aparatos. En la práctica, en España el término “fotodepilación” se aplica a los aparatos de luz pulsada intensa (IPL), pues fueron estos aparatos IPL los primeros en salir al mercado mundial en 1996. Después se desarrollaron los láseres de depilación.

Los láseres de depilación son aparatos con una sola longitud de onda y un único tipo de luz (bien 755 nanómetros como el de alejandrita, bien 800 nm como el de diodo, bien 1.064 nm como el de Neodimio-YAG) y son diseñados específicamente para depilar. Los aparatos de luz pulsada intensa (IPL) tienen un abanico amplio de longitudes de onda (de 550 a 1.200 nm). Depilan, pero también sirven para otras funciones. En el mercado hay una amplia variedad de aparatos de fotodepilación de todo tipo y procedencia, algunos con potencias muy bajas para uso en centros cosméticos o de uso domiciliario. En algunos estudios publicados y en nuestra propia experiencia, los resultados del láser son mejores. Desde 1998 disponemos de IPL médico (“fotodepilación” en España) pero el láser lo ha desbancado en las preferencias de las personas que tratamos.

Láseres de alejandrita, láseres de diodo, láseres de Neodimio-YAG, IPL (“fotodepilación”) y hemos realizado múltiples estudios con todos los aparatos del mercado, habiendo trabajado en I+D con diferentes compañías de láser, norteamericanas e israelitas. Testamos todos los nuevos aparatos del mercado, incluidos diferentes láseres de diodo, sistemas de succión, sistemas de frío, etc., para maximizar nuestra eficacia con la seguridad de la piel como primer requisito.

Porque en cada sesión no todos los pelos alcanzan la temperatura suficiente y necesaria para que muera definitivamente. Algunos pelos no mueren, pueden regenerarse y vuelven a salir, aunque con posterioridad y más debilitados.

En principio, se puede depilar todo, pero no a todas las personas de la misma manera. En la primera visita el médico valorará tu pelo y tu piel, indicando qué zonas se pueden depilar y cómo debe ser el tratamiento.

En mujeres, las zonas más comunes son, en general, las piernas, ingles y axilas. Es también común la depilación de antebrazos, labio superior, vello abdominal, lumbar y areolas. También es muy frecuente depilar las zonas genital y perianal. La depilación láser facial en mujeres (hirsutismo), requiere un tratamiento específico y una cuidadosa valoración médica.

Las zonas más frecuentes en hombres son la espalda, hombros, tórax, abdomen y nalgas; pero cada vez más las piernas, axilas, ingles, zona genital y perianal, brazos, manos, entrecejo, barba, pómulos, nariz y orejas.

La depilación láser facial en mujeres (hirsutismo), requiere un tratamiento específico y valoración médica.

Bien realizada, da buenos resultados, pero si no se realiza con la técnica correcta, puede derivar en una estimulación indeseada del vello facial (efecto paradójico). En este sentido, los láseres de baja potencia pueden dar lugar a esta estimulación indeseada de pelo por láser.

El efecto paradójico consiste en que en la zona depilada crezca un pelo más largo y negro del que había previamente. Precisamente, fue la dermatóloga Nerea Landa y su equipo de Dermitek quienes publicaron en la prestigiosa revista científica internacional “Lasers in Surgery and Medicine” (enero de 2006), el protocolo de depilación facial que previene la estimulación indeseada de vello durante la depilación láser. Tras la publicación del artículo científico y su presentación internacional en varios congresos médicos, este protocolo ha sido adoptado por muchos centros médicos como el procedimiento estándar de elección en los casos de depilación facial.

Mujeres y hombres de todas las edades. El equipo médico de Dermitek tiene una gran experiencia en la depilación láser de niñ@s y adolescentes, y en depilación de cara en mujeres, grupos de población que requiere un especial cuidado.

El médico realiza una historia clínica, examina las zonas a tratar y valora el fototipo o color de piel, el tipo de piel, grosor, cantidad y color del pelo, antecedentes de enfermedades, alteraciones hormonales o alergias. En la misma consulta se realizan varias pruebas de seguridad con el láser. Los parámetros son programados por el médico. La primera consulta y pruebas son gratuitas.

Preferentemente, el médico que le ha informado, u otro médico de la clínica, supervisa el tratamiento. El personal sanitario que realiza el tratamiento son enfermeras y auxiliares de clínica especialistas en láser, con sesiones de formación continuada y experiencia muy extensa.

El número de sesiones no se puede determinar a priori. El médico valora el vello del paciente, su tipo de piel, edad, sexo, área a tratar y la influencia hormonal. A partir de ahí, se determina el número y frecuencia de las sesiones que puede ser más aconsejable. El intervalo inicial entre las sesiones varía entre las 6 y 8 semanas para tratamientos faciales y entre dos a tres meses para tratamientos corporales. La duración de cada sesión oscila entre 10 minutos (entrecejo) y 1 hora (piernas+ingles). Con 6 u 8 sesiones, en general, se obtiene una buena pérdida definitiva de pelo en medias piernas, ingles y axilas.

En la mayoría de las áreas se logra un porcentaje muy alto de pelos que no vuelven a salir nunca, especialmente en piernas, ingles y axilas. Además, se consigue un importante retraso en el crecimiento del pelo y una disminución del grosor del vello. Pueden necesitarse sesiones de mantenimiento para pelos residuales difíciles. La cara requiere sesiones de mantenimiento durante años o de por vida, aunque muy espaciadas y suelen ser pacientes muy agradecidas pues en muchos casos les cambia la vida.

La principal es la comodidad. Desde el comienzo de la depilación láser se van perdiendo pelos definitivamente, mientras que el resto tarda al menos dos meses en salir. Una vez que se empieza con el láser médico, los sistemas de depilación tradicional como cera, cremas, cuchillas son totalmente prescindibles.

Somos un centro médico y los tratamientos son indicados y supervisados por médicos especialmente formados, dando a la depilación médica láser una total garantía sanitaria. El personal sanitario que maneja los láseres está perfectamente formado en la tecnología y recibe sesiones de formación continuada periódicamente.

Empleamos láseres médicos, que frente a otros láseres de establecimientos no médicos, permiten obtener mejores resultados. Son láseres de mayor potencia que permiten obtener una depilación definitiva en menos sesiones. Además, sus sistemas de seguridad son mejores, y la posibilidad de que se registre un efecto secundario es menor.

Evaluamos continuamente los últimos avances disponibles en el mercado, gracias a la colaboración de Dermitek con las principales clínicas norteamericanas y a la participación activa en los principales congresos médicos de la especialidad. Todo ello contribuye a la incorporación sólo de los mejores láseres de depilación médica.

Es normal notar molestias. Para aliviarlas, a ciertas personas se les receta una crema anestésica, que se aplica en la zona una hora antes. Asimismo, los láseres disponen de sistemas de enfriamiento que enfrían la piel a la vez que la luz incide sobre ella.

Primero, un dermatólogo debe realizar un diagnóstico preciso del tipo de lunar o mancha. En algunos casos puede necesitar una biopsia. Si el lunar es benigno, con determinados cuidados puede llevarse a cabo una depilación láser con éxito en pacientes de todas las edades, incluso en niños y niñas. Dermitek posee una experiencia amplia en estos casos.

El láser no puede eliminar el pelo blanco, muy claro ni el vello muy fino. Tampoco se puede utilizar en personas de piel muy oscura o bronceada, salvo si se emplean láseres concretos, como el de neodimio-YAG, y el tratamiento sea estrictamente supervisado por un médico.

Antes del tratamiento se debe tener la piel lo más blanca posible, ya que, si no, la piel capta la luz del láser y puede quemarse. Después de realizarse la sesión de depilación, aconsejamos dos o tres días de espera antes de exponer la piel tratada al sol. Después de este tiempo, es posible la exposición al sol, pero empleando un filtro solar con factor de protección 50+.

Cualquier momento, siempre que la piel no esté bronceada. De hecho, si realizamos una sesión previa al verano, estaremos dos meses sin necesidad de depilarnos. Al volver de vacaciones, se habrá de esperar a perder el bronceado para continuar con el tratamiento.

Ofrecemos opciones de tratamiento cerrado (sesiones ilimitadas durante tres años), packs de 8 sesiones, packs de 4 sesiones y sesiones sueltas. El médico que realiza la primera consulta, orienta al paciente sobre la opción que puede resultar más interesante para su caso.

En cuanto a facilidades, es posible fraccionar el pago en tres veces, financiar el pago en doce meses (el 20% al inicio y el 80% restante se divide en doce mensualidades) y al contado (con un descuento del 5%).

¿Cómo podemos ayudarte?

Reserva tu primera cita médica informativa gratuita y sin compromiso, y te asesoraremos sobre el tratamiento más adecuado para ti.

* Campos necesarios para contactar contigo.