Tratamiento para el acné

En la clínica Dermitek utilizamos diferentes tratamientos a base de cremas que evitan la formación de sebo, antibióticos en crema u orales (por boca), isotretinoína y una variedad de cosméticos con acción antiacné.

Desde luego, el tratamiento es personalizado y hay un estrecho seguimiento por la dermatóloga para conocer tu tipo de acné y tu propia respuesta. Además, hemos realizado estudios con láser y luz roja y azul, que usamos solo en casos especiales.

Fotos antes y después de tratar el acné

 

Vídeo. Tratamiento para el acné

¿Quieres saber qué es y cómo se trata el acné?

El acné es una afección de la piel que alcanza a la mayoría de las personas durante la adolescencia, con una intensidad variable y durante un periodo mayor o menor. Sin embargo, la enfermedad no se restringe a este grupo de edad.

Muchas personas adultas de más de 20 años tienen acné.
Afortunadamente, este problema cuenta con varios tratamientos posibles. Esperar a que el acné empeore puede ser un error, ya que el tratamiento médico puede mejorar su apariencia y prevenir la aparición de cicatrices.

El acné se muestra a través de puntos negros, granos y, a veces, lesiones más profundas llamadas nódulos o “quistes”.

La mayoría de las veces aparece en la cara, pero también puede salir en la espalda, tórax, hombros y cuello. Aunque el acné no es una amenaza para la vida, puede ser un problema deprimente y afectar a las relaciones sociales. Cuando el acné es severo puede dar lugar a cicatrices permanentes.

El aumento de las hormonas durante la pubertad produce un agrandamiento de las glándulas sebáceas (grasas) y mayor producción de sebo.

El sebo queda retenido en los canales pilosebáceos, y después hay una infección por una bacteria llamada Propynebacterium Acnes. Todo esto causa los granos típicos del acné.

El acné desaparece después de varios años, incluso si no se trata. Sin embargo, el tiempo se puede alargar durante años, y sus peores consecuencias (cicatrices), de por vida.

El acné no tratado puede dejar marcas permanentes en la cara de una persona y puede tener un efecto negativo en la imagen y la autoestima de un adolescente.

Mucho. Gran parte de los adolescentes (chicos y chicas) sufren un grado variable de afección psicológica por su acné debido a que a esta edad la imagen personal es importantísima en sus relaciones de pareja o amistad. Muchas de ellas usan maquillaje permanentemente y, en casos extremos, pueden evitar salir a la calle.

Aunque el acné no es curable, al menos es muy controlable hasta que pase la adolescencia, que suele ser la fase más activa. El tratamiento varía según factores como la gravedad del acné, extensión y tipo de piel del paciente.

Además, el médico es quien debe diagnosticar el acné. Ocasionalmente hay erupciones que pueden parecer acné y son debidas a otras causas (por ejemplo, rosácea o erupciones por algunos cosméticos o fármacos), por lo que una valoración médica es imprescindible.

Es importante resaltar que cuanto antes se diagnostique correctamente un acné, menor probabilidad existirá de que dañe permanentemente la piel. Es necesaria una buena exploración y determinar los aspectos importantes del tratamiento de cada persona.

No se debe asumir en ningún caso que las medicinas y métodos prescritos para un conocido puedan ser adecuados para otra persona.

Los geles o cremas con peróxido de benzoilo o con ácido retinoico, solos o combinados entre sí, ofrecen muy buenas mejorías en acnés leves a moderados. A estos productos se les puede añadir un antibiótico en crema, toallita, loción o gel.

A menudo se prescriben antibióticos orales (por boca),del grupo de las tetraciclinas, para casos moderados o severos de acné. Se usan para reducir las bacterias del folículo que actúan sobre el sebo.

Por otro lado, los anticonceptivos orales (estrógenos y progesterona), mejoran a veces el acné (no siempre), ya que disminuyen el tamaño de las glándulas sebáceas y, por tanto, la producción de sebo es menor. Sin embargo la necesidad de este tratamiento debe ser sopesada cuidadosamente.

Desde 1982 existe una medicación oral llamada isotretinoína (conocida como “Roacutan” y otros nombres comerciales) que se utiliza en el acné quístico severo, acné que no responde a otros tratamientos o acné con tendencia a dejar cicatrices. El tratamiento es muy efectivo; sin embargo, deben conocerse sus efectos secundarios y precauciones (especialmente en el embarazo). La duración del tratamiento suele ser de unos 6 meses. Sus resultados suelen durar 2 años o más, en la mayoría de las personas. Después de este tiempo hay quien tiene otros brotes de acné, aunque generalmente de menor intensidad. Existen pacientes que necesitan repetir el tratamiento.

Para el maquillaje, se deben utilizar cosméticos sin grasa, formulados específicamente para gente con acné, y llamados en inglés “oil free”. Los compactos funcionan mejor que los cremosos, ya que los cremosos tienen más grasa y pueden taponar los poros.

En cualquier caso, la persona afectada no debe rascarse o apretarse las lesiones (granos de pus), ya que al hacerlo se puede producir una inflamación mayor y una mancha oscura más notoria.

Por último, es conocido que el acné mejora con el sol. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la exposición solar excesiva durante años puede dar lugar al envejecimiento prematuro de la piel y al cáncer de piel.

  • Lavar la cara con jabón suave para limpiarla a fondo, pero suavemente para evitar que se irrite o se seque en exceso.

  • En cuanto al champú, cuanto más graso sea el pelo, más debe lavarse.

  • Los hombres con acné que se afeitan deben probar la máquina de afeitar eléctrica y la cuchilla para ver cuál les irrita menos. Si se utiliza cuchilla, conviene ablandar el pelo de la barba con jabón y agua tibia y apurar muy poco para evitar que se enquisten los granos.

    También es aconsejable afeitarse tan pocas veces como sea posible y usando siempre una cuchilla bien afilada. En algunos casos, puede ser recomendable recibir algunas sesiones de depilación láser de la barba, un tratamiento cada vez más frecuente.

No está claro el papel de la dieta en el acné. Algunas personas refieren que su acné empeora con el chocolate o grasas animales (chorizo…). Estas personas deben evitar los alimentos que claramente empeoran su acné. Sin embargo, incluso la dieta más estricta no controlará por sí sola el acné.

Actualmente los láseres fraccionados ofrecen muy buenas mejorías con un tiempo de recuperación pequeño.

En la clínica Dermitek tenemos extensa experiencia, fuimos pioneros con el primer láser fraccionado, y actualmente disponemos de dos láseres fraccionados diferentes para cicatrices de acné. Sin embargo el mejor consejo es que no se produzcan las marcas, por lo que hay que tratar prontamente el acné, especialmente si los granos son profundos y si en nuestra familia hay personas con marcas de acné (hay una tendencia genética).

En ocasiones se rellenan las cicatrices muy profundas con ácido hialurónico, como tratamiento complementario. Algunos peelings, la microdermoabrasión o ciertos cosméticos dan como resultado una piel más suave y bonita externamente, aunque no rellenan las cicatrices ni controlan la infección, por lo que pueden ser un buen tratamiento complementario.

En Dermitek utilizamos diferentes tratamientos a base de cremas que evitan la formación de sebo, antibióticos en crema u orales (por boca), isotretinoína, láser (hemos realizado varios estudios científicos en este ámbito), terapia fotodinámica, microdermabrasión y una variedad de cosméticos con acción antiacné.

Desde luego, el tratamiento es personalizado y hay un estrecho seguimiento por la dermatóloga para conocer tu tipo de acné y tu propia respuesta. Nos gustan mucho nuestros resultados, anímate.

¿Cómo podemos ayudarte?

Reserva tu cita médica. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

* Campos necesarios para contactar contigo.