Queratosis seborreicas

Queratosis seborreicas 2017-07-12T18:25:18+00:00

Eliminar queratosis seborreicas y fibromas blandos

Las queratosis seborreicas o fibromas blandos son lesiones que aparecen en la piel con el paso del tiempo y que van aumentando en número y tamaño.

Para eliminar estas molestas lesiones ofrecemos tratamientos con láser, con electrocoagulación o con nitrógeno líquido. Todos ellos se combinan según tu tipo de lesión, pero son muy sencillos de tolerar y de excelentes resultados.

Eso sí, recuerda que un buen diagnóstico previo es esencial, pues deben diferenciarse de otras lesiones como lunares o lesiones precancerosas.

Verrugas. Queratosis seborreicas

Verrugas. Queratosis seborreicas

Fotos antes y después. Verrugas seborreicas o queratosis seborreicas

Vídeos. Verrugas seborreicas/queratosis seborreicas

¿Cuáles son los tipos de verrugas más frecuentes?

Con la edad, van apareciendo en la piel lesiones verrucosas de varios tipos. Las más comunes son las queratosis seborreicas y los fibromas blandos. Son benignas pero, antes de tratarlas, hay que distinguirlas de otro tipo de lesiones precancerosas o cancerosas.

Las queratosis seborreicas son lesiones de tono marrón, ligeramente abultadas, que se presentan como si estuvieran colocadas o “pegadas” encima de la piel y que al rascarlas desprenden ligeras escamas. Aparecen poco a poco y tienden a agrandarse y a multiplicarse en número.

Es común que surjan en la zona del tronco (espalda, abdomen, tórax) y en la cara. Son un problema estético, pues se asocian a la edad y afean la piel.

    • Por estética.

    • Si son difíciles de distinguir de un cáncer de piel.

    • Si se irritan con facilidad por el roce de la ropa o las joyas.

    • Si no se eliminan, las queratosis crecen hasta alcanzar más de 1-2cm y se extienden a otras zonas de la piel.

En Dermitek, gracias a la dilatada experiencia en este campo, se dispone de varias vías de tratamiento, según cada caso.

  • Criocirugía: Aplicar nitrógeno líquido (un líquido muy frío a -196ºC) con un bastoncillo de algondón o con spray. La queratosis seborreica se congela, se hace una costra y cae en unos 10-20 días. A veces se forma una ampolla bajo la queratosis seborreica que se secará y caerá junto la queratosis.

  • Curetaje: Consiste en el raspado con una herramienta médica especial, denominada “cureta”.

  • Electrocirugía (electrocauterización, electrobisturí): Consiste en el uso de una corriente eléctrica para cauterizar (quemar) la queratosis. Se aplica anestesia local.

  • Láser: Se utilizan diferentes tipos de láseres. Consiste en aplicar una luz de alta intensidad que da calor y quema la queratosis. Se produce una costra que caerá en días. Este método puede eliminar queratosis muy pequeñas de hasta 1-2 mm y no suele dejar marca.

En Dermitek se combinan en la misma sesión varias técnicas con excelentes resultados: habitualmente en las queratosis pequeñas, se aplica láser KTP, por ser muy eficaz y poco molesto. Las queratosis grandes se tratan con nitrógeno líquido. También se aplica electrocoagulación en casos de verrugas colgantes de cuello o axilas. La combinación de técnicas en la misma sesión ofrece resultados mejores y más rápidos.

Se suelen realizar 2 a 3 sesiones, aunque algunas personas con muchas lesiones necesitan más. Las sesiones son poco molestas, se realizan sin anestesia y duran unos 20-45 minutos con una frecuencia mensual.

Los fibromas blandos son lesiones del tipo verrugas, ligeramente colgantes, blandos, y que se dan con frecuencia en pliegues como el cuello y las axilas. En su evolución, tienden a extenderse y agrandarse y también se pueden dar con frecuencia en personas jóvenes.

Los tratamientos disponibles son el láser KTP, que elimina de una forma rápida y limpia lesiones de uno a varios milímetros; y la electrocoagulación, consistente en el corte y coagulación con radiofrecuencia (bisturí eléctrico) de las lesiones más grandes.

A menudo, los especialistas médicos de Dermitek pueden decidir la combinación de varios tipos de tratamientos, ya que es frecuente ver personas con varios tipos de lesiones y de diferentes tamaños.

Los lunares (nevus) verrucosos son un tipo especial de lunar abultado, aunque popularmente se les denomina también “verrugas”.

Al principio, los lunares son lisos y de un color marrón o negro, como una peca. Cuando los años pasan, algunos lunares se vuelven abultados, como una verruga. Pueden aclararse o permanecer marrones.

Pueden ocurrir tanto en personas jóvenes como maduras. Salen en la cara, nariz o en la zona del tronco y suelen causar problemas estéticos, pues afean el rostro o molestan con el roce de la ropa.

Se emplean varios sistemas de tratamiento.

      • Por un lado, la electrocoagulación, que se vale de la radiofrecuencia, utilizando un terminal que corta y coagula al mismo tiempo el lunar verrucoso.

      • También se puede emplear el láser de erbium, que vaporiza y deshace el tejido.

      • Por último, la cirugía convencional es otra solución para casos de lunares de especiales características.

         

Cada tratamiento tiene sus indicaciones más adecuadas, por lo que es conveniente que el médico las valore de manera previa con el paciente antes de cada tratamiento. El procedimiento es sencillo y resultado es muy satisfactorio.