Ya se puede eliminar la grasa localizada de forma definitiva mediante la aplicación de frío controlado sobre la piel. Este frío destruye las células grasas (adipocitos) en la zona donde se aplica. Sin riesgos, sin dolor, y al acabar el tratamiento, el mismo día, vida normal, ¡incluso puedes ir al gym! ¿Quieres saber más? En este vídeo os eplicamos en qué consiste el tratamiento.