Las verrugas seborreicas o queratosis seborreicas o fibromas blandos son lesiones que aparecen en la piel con el paso del tiempo y que van aumentando en número y tamaño.
Para eliminar estas molestas lesiones en la clínica Dermitek tenemos tratamientos con láser, con electrocoagulación o con nitrógeno líquido. Todos ellos se combinan según tu tipo de lesión, pero son muy sencillos de tolerar y de excelentes resultados. Eso sí, recuerda que un buen diagnóstico previo es esencial pues deben diferenciarse de otras lesiones como lunares o lesiones precancerosas.

¿Cuáles son los tipos de verrugas más frecuentes?
Con la edad, van apareciendo en la piel lesiones verrucosas de varios tipos. Las más comunes son las queratosis seborreicas y los fibromas blandos. Son benignas pero, antes de tratarlas, hay que distinguirlas de otro tipo de lesiones precancerosas o cancerosas.
¿Qué es una queratosis seborreica?
Las queratosis seborreicas son lesiones de tono marrón, ligeramente abultadas, que se presentan como si estuvieran colocadas o “pegadas” encima de la piel y que al rascarlas desprenden ligeras escamas. Aparecen poco a poco y tienden a agrandarse y a multiplicarse en número. Es común que surjan en la zona del tronco (espalda, abdomen, tórax) y en la cara. Son un problema estético pues se asocian a la edad y afean la piel.
¿Qué son los fibromas blandos?
Los fibromas blandos son lesiones del tipo verrugas, ligeramente colgantes, blandos, y que se dan con frecuencia en pliegues como el cuello y las axilas. En su evolución, tienden a extenderse y agrandarse y también se pueden dar con frecuencia en personas jóvenes.