Son muchas las creencias que hay acerca de que las cremas anestésicas interfieren en la eficacia de la depilación láser. Emla o Lambdalina son un anestésico local, que se aplica sobre la piel para causar la pérdida de la sensibilidad temporalmente.