La rosácea es una enfermedad de la piel que se caracteriza por rojez de la cara, que es más acusada con cambios de temperatura, y por tener brotes de granitos.

Nuestros tratamientos para la rosácea son combinados; por un lado, tratamiento dermatológico con cremas o pastillas de antibióticos; por otro lado, los láseres que eliminan las venitas dilatadas causantes de la rojez. Los resultados son espectaculares.

Rosácea Dermitek

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad de la piel de la cara que consiste en enrojecimiento, granitos rojos y, ocasionalmente, granitos de pus. Afecta a millones de personas en todo el mundo.

¿Cómo se manifiesta?

La rosácea se desarrolla durante años. Primero aparece como una tendencia a enrojecerse fácilmente. Los cambios bruscos de temperatura, como por ejemplo entrar de la calle a una cafetería, o el frío intenso, pueden provocar episodios de enrojecimiento. Una situación embarazosa o un momento de tensión pueden también desencadenar el rubor.

Cuando la rosácea se ha desarrollado más, los granitos de la rosácea que salen en la cara se caracterizan por ser pequeños, rojos y, en ocasiones, algunos pueden tener pus. Suelen estar acompañados de venas pequeñas rojas o de rojez difusa (“coloretes”).

¿Cómo evoluciona?

Por brotes de mejoría y empeoramiento que son variables de persona a persona y de año en año. Pero es una enfermedad agradecida con un buen tratamiento.

¿Cuál es la causa?

Es una enfermedad crónica de causa desconocida en la que se sospecha un agente infeccioso.

¿Quiénes la padecen?

Generalmente adultos de piel clara, mujeres y hombres, mayoritariamente entre 30 y 50 años.

¿Qué zonas de la cara afecta?

Sobre todo, las mejillas y la nariz. En hombres, puede dar lugar a una nariz agrandada llamada rinofima.

¿Qué consejos puedo seguir?

Evitar los excesos de bebidas calientes, comidas picantes, alcohol y cafeína. La rosácea ha sido injustamente vinculada al alcoholismo. Aunque el alcohol es un agravante, no es la causa de la rosácea. Otro consejo consiste en protegerse del sol. Esto incluye llevar sombreros y usar cremas de protección solar de índice 30 o superior. También es positivo evitar temperaturas ambientales demasiado calientes o frías, evitar acalorarse en exceso y no abusar de saunas.

¿Qué cosméticos y maquillajes puedo utilizar?

No son aconsejables los cosméticos que irriten la piel y los productos faciales grasos.