¿Cómo mejorar las cicatrices con láser?

Las cicatrices se producen cuando la piel sufre una agresión que la hace perder su continuidad. Son una forma de reparación imperfecta de la piel, que depende del tipo de herida y del tipo de reacción individual.

Si la cicatriz es reciente, con menos de un año, te proponemos la aplicación de un láser de colorante pulsado, y te mejoraremos el color enrojecido y la textura de la piel.

Si la cicatriz es gruesa o evolucionada (más de un año), podemos mejorarla con láser fraccionado para alisarla y suavizarla. Si se mantiene enrojecida también la podremos mejorar con un láser de colorante pulsado. A veces los combinamos con otros tratamientos como infiltraciones de corticoides.

En algunas cicatrices utilizamos productos de relleno para hacerlas menos profundas y mejorarlas.

Fotos antes y después.Cicatrices

Las cicatrices y la imagen personal

Las cicatrices son un serio problema para muchas personas por ser consideradas poco estéticas y afectar de manera negativa a la imagen. A menudo, son causa de complejos y de problemas de autoestima y de socialización en las personas, con frecuencia en edades críticas.

¿Se pueden mejorar las cicatrices?

Las cicatrices se forman en el proceso de reconstrucción de la piel después de haber sufrido una agresión hasta sus capas más profundas. Básicamente, las cicatrices pueden ser quirúrgicas (cesáreas, abdominoplastias, mamoplastias, etc.) o traumáticas (accidentes de tráfico, cortes, quemaduras, etc.).

Nuestro tratamiento depende del tipo de cicatriz. En Dermitek disponemos de la posibilidad de combinar distintos tipos de láser (láser de colorante pulsado V Beam, láser Q-Switch, láseres  fraccionados y  luz pulsada intensa). En ocasiones, se combina el tratamiento láser con un relleno de ácido hialurónico para disminuir la profundidad de la cicatriz.

Debido a que cada cicatriz es única y diferente a cualquier otra requiere un tratamiento muy individual y personalizado

Las cicatrices queloides son cicatrices abultadas antiestéticas. Aparecen después de acné, foliculitis o cirugías, entre otras. Suelen darse en personas con cierta predisposición genética a padecerlas. En Dermitek utilizamos láser (de colorante pulsado V Beam) combinado con la infiltración de corticoides para tratarlas, y estamos testando la utilidad de otros láseres.

Depende del láser. La energía de los láseres fraccionados estimula la piel bajo la cicatriz, haciendo que las células formen nuevo colágeno, apreciándose cambios en la profundidad (aplanamiento). Los láseres de colorante pulsado aclaran el color rojo y mejoran la textura. Los láseres Q-Switch y la luz pulsada aclaran el color marrón oscuro.

En las cicatrices de cirugía es conveniente empezar el tratamiento láser en las primeras dos semanas, después de retirar los puntos de sutura. Estudios recientes demuestran que a los doce meses las cicatrices quirúrgicas tratadas con láser en fases iniciales tienen mejor apariencia que las no tratadas.

Las cicatrices antiguas pueden mejorar con láseres fraccionados, láseres para pigmento y luz pulsada, solos o combinados. Si hay alguna duda respecto al resultado, en Dermitek siempre realizamos una prueba previa gratuita en una pequeña zona.

En la mayoría de los casos, en Dermitek solemos aplicar entre dos y tres sesiones distanciadas entre 4 y 8 semanas.

Depende de cada cicatriz (profundidad, volumen, irregularidad, color, localización). Una cicatriz nunca se borra del todo pero puede mejorar alrededor de un 30 a un 60%. Llevamos muchos años tratando cicatrices, ya que nuestro interés en este campo es grande; por ello, siempre intentamos conseguir la máxima mejoría para que la persona se sienta mejor en su vida diaria.